Cuentos para reflexionar: Personas tóxicas

Como los cuentos son la forma más eficaz y fácil de transmitir valores e información. He escrito un cuento sobre el efecto que producen las personas tóxicas. Espero que os guste:

La princesa envidiosa

Había una joven y hermosa princesa en un lujoso palacio de un país muy lejano.

Era una niña que ya iba creciendo y se estaba convirtiendo en una mujer.

Su padre, el rey, era mayor y necesitaba que su única hija ocupara su puesto.

Para ello, como una jovencita responsable, quiso hacer un curso de protocolo para princesas, porque aunque era muy aplicada en sus estudios y hablaba cinco idiomas, sabía lo importante que era y lo que significaba ser una reina.

Era una joven humilde, que siempre había empatizado con las necesidades de los habitantes de su reino, que estaban muy contentos al pensar en ella como futura reina.

Acababa de amanecer y la princesa ya estaba lista para su clase de protocolo, estaba muy emocionada, conocería a las princesas de los reinos cercanos y aprendería todos los detalles sobre cómo debe comportarse una verdadera reina.

Llegó un chofer impecablemente vestido de blanco inmaculado, al frente de un majestuoso carruaje, que brillaba como el oro, tirado por cuatro caballos blancos con largas y sedosas crines que se movían traviesas por el viento.

Ella era una princesa acostumbrada a la vida en palacio, llena de abundancia, sin embargo miró con admiración el carruaje y subió encantada camino de un reino cercano donde impartían las clases.

Al llegar sus compañeras y profesores, le recibieron con sonrisas y reverencias.

Durante la clase, pudo aprender cómo actuar en cualquier evento real, como colocar los cubiertos, cuál es la posición más correcta del cuerpo tanto sentada como de pie…

Ella destacaba por su elegancia, en todos los talleres que hicieron para practicar lo aprendido y transmitía bondad e ilusión, aportando siempre su mejor versión.

Otra princesa de un reino muy cercano, desde el principio del curso, empezó a desacreditarla, en todo lo que hacía o decía.

Nuestra princesa se defendía con asertividad, pero se iba desmotivando según iba pasando la jornada. Al final del día, se sentía insegura y toda la fuerza, alegría e ilusión con las que se había levantado, habían desaparecido.

No entendía la actitud de su compañera, hacia ella, pero lo que estaba claro era que le hacía sentía mal.

La razón del comportamiento de esa joven era bien sencillo: nuestra princesa era una chica alta y esbelta, que se movía con elegancia natural y educación exquisitas. Adornando su bello rostro tenía unos preciosos ojos verdes, que transmitían bondad, y una brillante melena castaña caía por su espalda como una cascada.

Nada más verla, la otra princesa ardió en envidia e intento hacerle su experiencia imposible, al no poder dominar su rabia.

Al día siguiente fue peor, porque no le hablaron ninguna de sus compañeras, ya que la princesa envidiosa, se dedicó a sembrar el odio con falsos testimonios, en contra de ella.

Cuando solo llevaban un mes con el curso, la princesa del reino cercano tuvo que atender asuntos urgentes en su palacio, teniendo que abandonar las clases.

Esto generó que nuestra princesa se sintiera liberada y empezó a ilusionarse de nuevo.

Las compañeras empezaron a hablarle porque ya nadie inventaba malas acciones y nuestra princesa demostraba su bondad y generosidad a cada paso.

Finalmente, llegó el momento de la coronación y nuestra bella princesa invito a todas sus compañeras para que disfrutaran con ella un día tan importante.

La princesa envidiosa no fue, no porque no quisiera , sino porque por su egoísmo y mal trato hacia sus gentes, en su reino se generó una revuelta cuando los habitantes se enteraron de que ella iba a sustituir a su padre en el trono y tuvo que huir a un reino muy lejano donde vivía un primo de su padre para salvar su vida.

Me gustaría mucho que me expresarais vuestra opinión sincera porque está escrito desde corazón y quiero saber vuestra opinión.

Os recuerdo el post que escribí sobre las personas tóxicas aquí por si no lo habéis leído. Muchas gracias espero que os guste 😘

Muchas gracias por seguirme, en este proyecto tan apasionante para mi🌸

Muchas Gracias por vuestros comentarios ❤️ Muchas gracias por vuestros me gusta. ⭐️ Muchas gracias por estar ahí 🤗

¡Feliz día!! Un abrazo 😘

Como no valoramos la suerte que tenemos

Después de escuchar a Enhamer, algo se me ha removido por dentro y lo tengo que compartir con vosotr@s.

Es una persona admirable, que a sus ocho años de edad, se quedó ciego y comenzó a nadar, cuatro horas al día y hasta siete, superando barreras y los límites que se ponía él mismo y la sociedad.

Te hace reflexionar:

1. Porque da gracias por ser ciego porque sino ni seria nadador, ni se hubiera esforzado tanto, ni sería quien es ahora.

2. Nosotr@s, la gente “normal ” con todos los sentidos funcionando: vista, oído, olfato, gusto y tacto, nos permitimos quejarnos por nimiedades y nos autocompadecemos de nosotros mismos usando la norma del mínimo esfuerzo.

Es un momento en el que te hace comprender que tenemos que ser agradecidos por nuestro cuerpo saludable, con dolencias incluidas, no se trata de perfección sino de valorar que nuestras dos piernas nos permiten correr cuando se nos escapa el autobús y nuestros brazos abrazar a nuestros hijos o a nuestros seres queridos. Podemos ver todas las cosas maravillosas que nos ofrece la vida, oler los aromas, ricos de la naturaleza, oír la risa de un niño o la melodía de nuestra canción favorita, saborear nuestro el plato que más nos gusta y tocar las texturas, ver si están calientes o frías.

¿Has imaginado no poder hacerlo?

Mejor que no… pero vamos a valorarlo que es una pena que:

Solo se valoren las cosas cuando se pierden..

Os pongo el enlace aquí para que como yo lo escuchéis porque os va a encantar.

Os deseo un maravilloso Domingo 😘

Muchas gracias por seguirme, muchas gracias por leer lo que escribo que espero que os guste y siempre os deje un poso positivo y muchas gracias por vuestros comentarios y me gusta que me ilusionan. Muchas muchas gracias, un abrazo

Cómo nos afectan las personas tóxicas

Según mi experiencia estamos ante una persona tóxica, cuando solo con ver o hablar con esa persona, nos sentimos mal.

Si estamos regular nos quedamos peor, si estamos bien, nos quedamos regular y en todos los casos, nos sentimos con menos energía, más cansados y con un poso de negatividad.

Cuando te encuentras con este tipo de personas, tienes que pararte a pensar:

¿como me siento?

Porque realmente esa es la clave para saber si esa persona es tóxica, o no para ti. Si te sientes mal está muy claro.

Hay personas que pueden ser tóxicas para nosotr@s pero no para tod@s los demás.

Y también existe la personalidad de persona toxificada, que es más susceptible para absorber la negatividad de estas personas.

Realmente tod@s podemos ser tóxic@s en un momento determinado, el problema está cuando una persona tiene una personalidad tóxica.

Una persona tóxica puede cambiar, pero es difícil porque para ello ha de darse cuenta de que su manera de actuar, hablar o ser, no es la correcta y que afecta negativamente a la gente con la que se relaciona.

Y que ell@s se dejen ayudar, es fundamental para el cambio.

En este punto tenemos que analizar:

¿qué es realmente una persona tóxica?

Teniendo en cuenta que:

los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, como ya señaló Aristóteles (384- 322 a.C.) 

Es importante aprender a relacionarse con los otros de una forma adecuada.

Una persona tóxica es aquella que por tener muchas carencias, las suple machacando al prójimo y envidia sus cualidades porque él o ella no las tiene.

Este es un buen momento para destacar 12 características de las personas tóxicas:

1. Son egocéntric@s y egoístas: se centran en sí mism@s y en sus problemas, los demás, según ell@s no tienen preocupaciones o son menos importantes que las suyas.

2. Son pesimistas y tienen una baja autoestima.

3. Son victimistas.

4. No son conscientes de sus errores y por tanto, no les ponen solución.

5. Son Ladron@s de energía.

6. No se alegran de tus logros. No valoran a los demás, porque para ell@s solo tienen valor sus acciones.

7. Son envidiosos y débiles.

8. Les gusta criticar a todo el mundo.

9. Se creen los buenos.

10. Se quejan de todo y de tod@s.

11. Son manipuladores. Te hacen sentir culpable a ti o a otr@s por sus malas acciones.

12. Son controladores. Se entrometen en tu vida con la intención de dirigirla y decirte lo que tienes que hacer.

Estas personas aparecen en todos los ámbitos: pareja, hijos, familiar, laboral, Amistades..

Cuando aparecen en la familia es un grave problema porque lo normal es tener un contacto continuo y cercano.

La gran solución para combatir a una persona tóxica es alejarse de ella, lo máximo posible y esto es difícil o imposible en estos casos.

Cuando surge dentro de la familia, normalmente política, es un tema complejo, porque siempre tendrás en cuenta que no se ofenda tú marido o tu mujer, que casi siempre está ciego ante esta situación y ante cualquier acción que realices para protegerte, pensará que eres muy desconsiderad@ con su ser querido, que muchas veces es toxic@ hasta para su propi@ hij@.

Este es un tema complejo y al que hay que poner solución porque si no puede afectar muy negativamente a la pareja.

Se tiene que producir un cambio por parte del hij@, para que no permita más que la suegra, suegro, cuñada o cuñado de su pareja, sigan toxificando con sus comentarios, gestos, miradas o acciones y si no lo hacen alejarse un poco de ell@s. Para dar este paso, tiene que ser consciente de que son tóxicos sus seres queridos y eso es lo complicado.

En el mundo de la empresa, puede haber compañer@s o jefes o jefas tóxic@s.

La verdad es que es difícil no encontrar alguno de estos casos, en la vida laboral, yo los he experimentado y desde luego lo peor es tener un jefe o una jefa tóxic@ porque puede intentar hacerte la vida imposible y su posición de poder jerárquico se lo pone más fácil.

Lo mejor para la salud emocional y física es poner distancia y si no la pones tú a veces el universo, para mí, Dios, para otros Buda…te impone que te alejes por tu bien, porque estas personas disfrutan machacándote y además te intentan hacer creer que tú te lo mereces pudiendo provocarte una depresión…

En las empresas el sistema de jerarquía hace muy difícil la posibilidad de quejarse de un@ jef@ que está generando mal ambiente de trabajo y por tanto poca productividad en sus equipos, a otr@ jef@ superior, porque la virtud que tienen este tipo de jef@s, es la de dejar claro que los triunfos de su equipo son gracias a su apoyo pero que de los fracasos no tienen ningún tipo de responsabilidad, consiguiendo que los altos mandos incluso le feliciten por su labor.

Son una lacra para la empresa porque est@s jef@s tóxic@s van a generar que se pierdan grandes profesionales, bien porque consiguen con sus malas artes que sean despedid@s o bien porque se van ell@s sol@s amargad@s, de la empresa, porque no pueden más.

Las personas tóxicas tienen un trastorno de la personalidad, lo normal no es vivir haciendo daño al prójimo, pero algunas lo hacen conscientemente y otras son así de mal@s por naturaleza, que aún es peor porque como no son conscientes de lo dañinas que son es imposible que cambien. Y en cualquiera de los dos casos estas personas, también son tóxicas para sí mismas.

No hay nadie al que portarse mal con los demás, no le pase factura presente o futura, porque estas personas suelen sembrar tormentas y recogen tempestades hasta encontrarse bastante sol@s, por la premisa de que lo mejor ante una persona tóxica es alejarse de ella.

Quiero concluir con una reflexión estructurada en tres puntos:

1. No debemos permitir que nadie nos trate mal porque hemos venido al mundo para ser felices.

2. Podemos intentar ayudar a estas personas si nos dejan y si no nos dejan alejarnos en la medida de lo posible de ellas.

3. Debemos reconocer en nosotr@s cuando nuestro comportamiento no es el adecuado porque podemos ser tóxic@s para alguien de forma puntual y si se da el caso, debemos cambiar de actitud siguiendo el principio de:

«No hagas a otro lo que no te gustaría que te hicieran» Confucio

Espero que os haya gustado el post, si queréis que hable de algún tema que os guste ponérmelo en vuestros comentarios.

Como siempre muchas gracias por leerme, espero que os sirva lo que os cuento.

Muchas gracias por seguirme, en este proyecto tan apasionante para mi.

Muchas Gracias por vuestros comentarios, 🌸

Muchas gracias por vuestros me gusta 💎 Muchas gracias por estar ahí 😊

¡Feliz día!! Un abrazo 🤗

Cuentos para despertar: La Paz interior

Estaba escuchando a Maytte Sepúlveda, estupenda humanista y comunicadora, en uno de sus vídeos de YouTube, porque que me aporta mucha paz y serenidad y siempre me deja un poso positivo con todo lo que nos cuenta y contó una historia del libro: cuentos para despertar, que me pareció precioso por su gran moraleja y quiero compartirlo con vosotr@s.

No sé su título pero la temática es:

La verdadera paz interior

Había una vez un rey que ofreció un gran premio, al artista que pudiese plasmar la representación de La Paz perfecta, en una pintura.

Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio.

El rey, observó y admiró todas las pinturas, pero solo hubo dos que realmente le gustaron y tuvo que elegir entre ellas.

La primera era un largo muy tranquilo, un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban.

Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul, con tenues nubes blancas.

Todos quieren miraron esa pintura, pensaron que reflejaba La Paz perfecta.

La segunda pintura, también tenía montañas, pero éstas eran escabrosas, sobre ellas, había un cielo furioso, con rayos y truenos, la tormenta perfecta.

Montaña abajo, parecía retumbar un espumoso torrente de agua, este no se revelaba pacífico, para nada, pero cuando el rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada, un delicado arbusto creciendo

en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido, allí en medio del rugir de la violencia con la que caía el agua

estaba sentado plácidamente un pajarito dentro de su nido.

El pueblo se preguntaba qué cuadro elegiría el rey.

El sabio rey, eligió la segunda y explicó por qué.

Paz no significa estar en un lugar sin ruido, sin problemas, sin trabajo, sin dolor, Paz significa que a pesar de estar en medio de tantas cosas, jamás nada ni nadie, quite ni perturbe la tranquilidad de nuestro corazón, al saber que las cosas las estamos haciendo bien, con honestidad, verdad, compromiso y amor. Este es el verdadero significado de la palabra paz interior.

Podéis escuchar el vídeo de Maytte Sepúlveda aquí, leyendo esta historia y contando sus reflexiones, sino la conocéis os la recomiendo porque es maravillosa.

Os dejo ahora reflexionar sobre ello, porque muchas veces escuchamos o leemos una historia porque es el momento adecuado para nosotr@s para pensar en el tema concreto enfocado a nuestr@ vida o forma de ver la vida.

Muchas gracias por leer mispost, por seguirme para ver todo lo que escribo y por tus comentarios y me gusta gracias, gracias.

Feliz Viernes y feliz fin de semana, un abrazo ❤️

Cómo aportar valor al mundo

Quiero compartir con vosotr@s una reflexión personal sobre el valor del esfuerzo.

A mi me encanta hablar con los niñ@s, porque seguramente tienen para enseñarnos muchas más lecciones, que los adultos a ellos y me parece fascinante su creatividad, imaginación y forma de actuar.

El otro día, estaban unos vecinit@s en el patio de casa, haciendo pulseras y vendiéndolas con mucha ilusión, como si de unos comerciantes adultos se tratara. Les pregunté cuánto costaban y hubo una niña que me presentó con todo lujo de detalles, sobre materias primas y precios, los collares y pulseras que habían elaborado.

Ver aquel entusiasmo, digno de una comercial experimentada, me generó mucho impacto. Punto número uno: que importante es ilusionarse por lo que uno hace y aportarle valor a tu trabajo.

Cuantas veces somos nosotros mismos los que desprestigiamos nuestro trabajo, nos hacemos autosabotaje y convencemos a los que nos escuchan de nuestra mediocridad.

Faltaría más, si tú mismo infravaloras tu esfuerzo, los demás asentirán con la cabeza.

Por otro lado mi reflexión en este tema va encaminada hacia mi reacción en la exposición de esta niña.

Yo buscaba, colaborar para premiar el entusiasmo de est@s niñ@s, pero ¿por qué no adquirir algo bonito?

Cuando me relató el catálogo de productos, me gustó un collar concreto que era el más caro y la cuestión es: que importante es hacer cosas con valor.

Según la RAE la palabra valor define «el grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer necesidades y proporcionar bienestar o deleite», 

Por tanto, ¿por qué cosas que me ofrecía por unos céntimos, no me llamaron la atención y el collar más caro sí? Claramente porque yo no quería quedar bien y ya está, sino ya de paso adquirir algo que me gustase, algo que me aportese valor.

Punto número dos: que tu esfuerzo se traduzca en aportar valor a los demás.

Este principio se aplica a todas tus actividades: cuidado de tus hijos, cocinar, en tu trabajo fuera de casa o dentro con todas sus actividades concretas.

Y un factor importante para conseguir el éxito es hacerlo con optimismo, os recuerdo aquí el post que escribí sobre ello por si queréis recordarlo.

Como conclusión sobre cómo aportar valor debemos recordar esta frase:

“Lo que más te hace falta en el mundo es lo que tú has venido a darle” (Alejandro Jodorowsky) 

El mundo te necesita y te tienes que enfrentar a él, en todo lo que hagas, con ilusión, alegría, entusiasmo, empatía, amor, para que todo lo que produzcas genere un valor importante para ti y para los que te rodean.

Muchas gracias por leer mis post, por seguirme para ver todo lo que escribo y por tus comentarios y me gusta ⭐️ gracias, gracias.

Feliz Martes y feliz semana❤️

La emocionante vida de Thomas Alba Edison

Nos puede sonar el nombre de Thomas Alba Edison como el gran inventor que fue, pero quizá tod@s no conozcáis la fascinante historia de su vida.

¿Sabíais que llegó a patentar 1.093 inventos?

Increíble ¿verdad?, imaginad en la actualidad el impacto que tendría un inventor de este calibre…

He leído sobre ello y he escuchado su historia, varías veces, de mano de grandes maestros como: Mario Alonso Puig, Médico cirujano, especialista del aparato digestivo y experto en motivación y comunicación, Maytte Sepúlveda, humanista y comunicadora, y Pilar Jericó, escritora y divulgadora… y tengo muchas ganas de contárosla porque merece la pena conocer esta lección de superación constante, para motivarnos a tod@s.

Thomas Alba Edison:

Nació en Ohio en 1847.

Por razones políticas, tuvo que salir de su tierra y se trasladó con su familia a la fría tierra de Michigan, a sus siete años de edad.

Era el pequeño de siete hermanos, aunque tres de ellos murieron.

A sus ocho años le matricularon en el colegio público de la ciudad, donde vivían y después de solo doce semanas el maestro le dió una carta, dirigida a su madre, para que el pequeño Thomas se la entregara.

Ella al leerla, entre llantos, le dijo a su hijo, para tranquilizarle, viendo su cara de incertidumbre y preocupación, que no se preocupara que la carta decía que era un niño tan especial y tan inteligente, que no podían enseñarle nada más, en el colegio y que ella sería a partir de entonces su maestra.

A los once años, Thomas, leía vorazmente todo tipo de libros, con la pasión de quién quiere aprenderlo todo y a los doce ya inició sus primeros proyectos que fueron construyendo las bases de su trayectoria como inventor.

Empezó en ese momento, con doce años, a vender diarios en el tren matutino que hacía parada de seis horas, las cuales aprovechaba para leer, en el salón de lectura, todos los libros que encontraba, entusiasmándose mas por los de ciencia, poniendo en práctica alguno de los experimentos que había leído. En ese tiempo utilizaba un vagón vacío como laboratorio.

A sus quince años consiguió su primer trabajo como telegrafista, fruto del agradecimiento del padre, de un niño al que salvo de las vías del tren, que era telegrafista. Este hombre le enseño código morse y telegrafía.

Realizó numerosos experimentos que finalmente le llevaron a su primer invento real aunque no patentó, la versión inicial, “el repetidor automático”, que transmite señales de telégrafo entre estaciones sin personal, lo que permite que se pueda traducir de forma fácil y precisa el código cuando convenga.

Thomas tramitó su primera patente a sus veintiún años. Se trataba de un instrumento sencillo para el recuento mecánico de votos. Tenía dos botones, uno para el voto a favor y otro para el voto en contra. Se encontró algo que no esperaba, no fue bien recibido por el comité del congreso de washington,  ya que favorecía el fraude en las votaciones y es lo que querían evitar.

A los 24 años, su madre murió y al guardar sus cosas junto con sus hermanos, encontró aquella carta que le dieron en el colegio a los siete años y con nostalgia por la pérdida de su madre, la leyó.

Esa carta era muy diferente a como su madre se la había descrito y entre llantos, Thomas, se dió cuenta de la realidad.

En esa carta ponía que Thomas, era un niño enfermo mental, incapaz de aprender nada y que el colegio no se podía hacer cargo de su enseñanza y no le permitían volver.

Eso demuestra la grandeza de una madre, en este caso o de un padre en otros.

El colegio dio un diagnóstico pero su madre no lo admitió como veredicto y lucho por enseñarle, sacarlo adelante junto a sus hermanos y consiguió aflorar su creatividad, sus ganas de descubrir y todo el potencial que tenía dentro y que desde luego, en el colegio no supieron ver.

Gracias a ello se convirtió en una pieza fundamental para la humanidad porque muchos de sus inventos han sido clave para vivir la vida como la conocemos.

Sus cinco inventos más destacados fueron:

1. La lámpara incandescente

2. Quinetoscopio

3. Cámara de cine

4. Vehículo eléctrico

5. Fonógrafo

La vida de Thomas Alba Edison es una verdadera historia de superación, en la que su madre fue la pieza clave en el desarrollo de este genio, al no permitir que ojos equivocados desahuciaran a su hijo, en vez de motivarle para conseguir hacer brotar todo su potencial.

Thomas hizo honor a sus palabras con su ejemplo, cuando decía:

“la gente que dice que algo no se puede hacer no debería interferir en el camino de aquellos que lo están haciendo”

Espero que os haya gustado esta historia, como a mi, me encantará leer vuestros comentarios y os deseo que paséis un estupendo domingo. Feliz semana!! Un abrazo 🌸

La asertividad, herramienta indispensable para relacionarte.

Desde que nacemos necesitamos del otro. Somos un ser social, como ya dijo Aristóteles, en el año 384-322, a. de CEl hombre es un ser social por naturaleza” para constatar que nacemos con la característica social y la vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida, ya que necesitamos de los otros para sobrevivir.

Por tanto, si vamos a tener que convivir los unos con los otros, vamos a intentar hacerlo de la manera más adecuada para poder vivir en armonía, con nosotros mismos y con los demás.

La asertividad es la herramienta para ello.

Se basa en tener en cuenta la forma y el lugar. En saber decir lo que quieres de una forma adecuada y en el momento correcto.

Esta muy relacionada con la autoestima, ya que si tú te valoras sabrás decir que no a lo que no te interesa hacer y lo sabrás decir a tu interlocutor de una forma adecuada para no ofenderle.

Cuando posees una adecuada autoestima, sabes lo que quieres, lo que piensas y en caso de dudar en algo sabrás dar con el camino correcto.

Es importante que exista coherencia entre lo que piensas, lo que dices y lo que sientes en tu corazón para que tu energía fluya correctamente.

Por eso no es conveniente hacer constantemente cosas que no te convencen y con las que no estas de acuerdo, porque te sientes obligad@ por no saber decir lo que piensas realmente.

La asertividad, también está muy relacionada con los límites, es el arte de saber decir que no, sin crearte mala conciencia.

Significa saber lo que quieres y saber pedirlo de una forma serena y calmada, nunca desde la agresividad.

Alguien que grita, falta al respeto, es tóxico, pero nunca asertivo.

Y hay que tener en cuenta que la agresividad se representa de una forma verbal, pero también no verbal (con una mirada, un gesto…)

La asertividad como pasa con la sinceridad, siempre se ha de ejercer desde el respeto y la empatía, que es la capacidad de ponerse en el lugar del otro.

Si planteamos un ejemplo donde poner en práctica la asertividad podría ser el siguiente:

Mariano y Pedro son dos amigos que han quedado para verse y tomar un café el Sábado a las 9.00.

Mariano espera desde las 9.00, pero Pedro aparece a las 9.30.

Durante esos 30 minutos Mariano se enfada porque él ha dejado cosas por hacer en su casa por no llegar tarde, porque considera que es una falta de respeto y una forma de no valorar el tiempo de los demás y considerar que el tuyo es más importante…

Esto indudablemente va según el carácter pero está claro que siempre hay tiempo para mejorar este defecto, si es que se tiene.

Justo entonces aparece Pedro, 30 minutos más tarde y sin decir nada además de Hola..

En este punto Mariano puede actuar de varias formas:

1. De forma agresiva: Mirando con mirada desafiante a su amigo y empezando a gritarle, con lo que va a conseguir sentirse mal en cualquier caso por el subidón de mal genio, tensión arterial y la posibilidad de perder a su amigo.

2. De forma pasiva: nadie dice nada y olvidan lo sucedido.

Este comportamiento denota falta de autoestima porque consientes sin rechistar, que tu amigo no valore tu tiempo en absoluto ya que ni siquiera se ha disculpado por llegar tarde.

Y a Mariano le genera energía negativa no gestionada, ni resuelta.

3. De forma pasiva fingida, dónde Mariano no dice nada pero se queda con el rencor y las ansias de venganza y la próxima vez que quede con Pedro ya se ha apuntado en su agenda mental llegar una hora tarde…

4. De forma asertiva: donde Mariano le dice a Pedro lo siguiente:

1. ¿Que ha pasado Pedro, que llegas tan tarde?

2. Me podías haber avisado porque he salido deprisa para no hacerte esperar y he dejado cosas pendientes en casa, que en media hora hubiera podido terminar.

3. Comprendo que cuesta madrugar un Sábado, porque a mi también me ha costado también, pero si no puedes quedar me lo dices y quedamos otro día.

Realmente los ingredientes son:

1. Preguntar la razón de su tardanza

2. Usar la empatía (ponerle y ponerse en situación del otro)

3. Justificar y entender sus circunstancias

4. Explicar el problema que te ocasiona si te hace perder 30 min de tu tiempo

5. Consecuencias positivas de cambiar su conducta.

6. Consecuencias negativas de seguir así.

En este ejemplo vuelve a lucir la autoestima de Mariano que no consiente que nadie le falte al respeto o no valore su tiempo, ya que es importante estar seguro de lo que piensas y de lo que dices para que nadie te pueda manipular y hacerte sentir, siendo tú el perjudicado como el que tiene la culpa.

En este punto podemos enlazar con la Asertividad en pareja o con los hijos.

Nunca hay que permitir la manipulación de pensamiento haciéndonos pensar que no valemos o somos l@s culpables porque para empezar en una discusión de dos, siempre existen tres verdades: tu verdad, mi verdad y la verdad.

En pareja: hay que usar la asertividad para no ser imprudente. Ya sabemos que: somos esclavos de nuestras palabras.

Es muy injusto y por otro lado muy común que tratemos con más delicadeza a cualquier persona fuera de casa y en nuestro hogar, dulce morada, la confianza “de asco”

No podemos perder la perspectiva de que el hombre y la mujer solemos enfocar nuestras preocupaciones de forma diferente.

La mujer ante algo que le preocupa tiene la necesidad de expresarlo, cuanto antes y el tiempo que haga falta, con su madre, mejor amiga o ambas.

Sin embargo el hombre, por regla general, se guarda sus preocupaciones e intenta resolverlas para no preocupar a nadie aunque a la larga preocupa más porque le afecta al carácter sin dar ninguna explicación. Tiende a hacerlo por su rol de protector que viene desde tiempos inmemoriales.

Hay que tener en cuenta aquí algo importante:

Al final vivir en pareja no es estar en guerra sino la búsqueda de un hogar donde reine: la armonía, la paz y el amor. Para ello hablarnos de forma asertiva genera que se solucionen con respeto los conflictos y que esto genere un aprendizaje para no caer continuamente en los mismos errores.

En cuanto a la relación con los hijos: es muy importante tratarlos con asertividad, practicando el refuerzo positivo frecuentemente, consolidando una sana autoestima que les permita defenderse, al igual que los adultos de personas que quieran ofenderles y/o manipularles. Ayudarles a resolver sus conflictos y problemas y no quedarse en el victimismo, sino generarles capacidad de gestionar y reaccionar ante la situación en cuestión buscando soluciones y elaborando un plan de acción.

Espero que os haya gustado el post y me comentéis vuestros punto de vista en vuestros comentarios

Muchas gracias y feliz semana 🌸😘

No permitas que el miedo te paralice

¡Hola a tod@s!

¡Espero que hayáis disfrutado mucho del fin de semana y hayáis empezado la semana con fuerzas renovadas!!

¡Vamos con el nuevo reto!!!, el cuarto dentro de los 7 secretos para ser feliz y tener éxito en la vida de la mano del Dr. Puig, número uno en Salud Emocional en España,
desde el programa del hormiguero.

Esta semana vamos hablar del miedo, que es, que no es y como gestionarlo.

El miedo no es nuestro enemigo, en un compañero porque nacemos y morimos con él.

En relación a esto, el Dr. Puig nos cuenta un hecho singular, que ocurrió hace varios siglos:

Felipe II mandó la armada invencible, contra la reina Isabel, que estaba defendiendo a los protestantes. Una mujer embarazada, en Inglaterra, horrorizada por lo que comentaban de esta armada, dio a luz prematuramente, al que sería después un filósofo muy famoso: Thomas Hobbes autor de los libros: Leviatán, El ciudadano…Y él dijo: -mi madre parió gemelos, al miedo y a mi.

Si no existieran unas gotitas de miedo, en la pócima mágica que somos, seríamos unos insensatos, no reflexionaríamos, no habría una mínima cautela.

La cuestión es la dosis, si es excesiva, no hablamos de miedo, sino de pánico.

El pánico es el que nos bloquea, nos convierte en personas violentas o el que nos hace huir.

Tenemos claro entonces, que el miedo nos ayuda a ser conscientes de los peligros que se nos presentan, para poder reaccionar ante ellos, de la forma más adecuada.

Y que si entramos en pánico nos paralizamos y esto tiene consecuencias fisiológicas y bioquímicas en nuestro cuerpo.

Esto se produce, por lo que nos decimos a nosotros mismos, sobre la situación en cuestión.

Y tenemos que tener claro que nuestro oponente no es el miedo, es el pánico.

Para evitarlo ¿ qué podemos hacer? Tenemos que dominar nuestra fisiología y lo podemos hacer de tres maneras diferentes:

1. Toma el control de la respiración, inspirando profundamente, pensando en el color azul, manteniendo un momento y soltando el aire muy despacio, diciendo mentalmente el número 1.

Esto controlará la respiración agitada que se produce cuando entramos en pánico.

2. Hay que cambiar la postura: ponte erguido con los hombros hacia atrás, mirada al frente, barbilla elevada y sonrisa.

3. Da el paso más pequeño que nos atrevamos a dar.

Este paso, aunque sea pequeño, el cerebro lo interpreta como: ¡yo puedo! ¡Porque solo si tú sientes que puedes, podrás lograrlo!

Hay un dato importante a tener en cuenta: aquí: los colores nos afectan emocionalmente.

El hemisferio derecho del cerebro está muy influenciando por los colores.

Científicos orientales descubrieron, hace muchos años, que imaginarte cuando respiras que el aire es de color azul da sensación de sosiego. Y cuando soltamos el aire, es bueno pensar en el número 1, como concepto abstracto, ya que tienen mucho más poder para parar esa vocecita interior que nos limita y nos pone la cabeza como una jaula de grillos.

Cuando utilizamos un concepto abstracto, es decir, que no existe como tal, en la naturaleza, es mucho más fácil conseguirlo.

Esto es tan importante que se aplica en medicina, en algunos lugares, a personas que van a ser sometidas a cirugía cardiaca y se notan los efectos, hasta cuando están inconscientes, anestesiad@s y entubad@s, que su propio sistema vegetativo (el que está controlando las cosas) se comporta mejor: es más fácil controlar la tensión, el sistema inmunológico es mucho más activo y cuando está en la unidad de cuidados intensivos, se reducen las arritmias (las alteraciones peligrosas del ritmo cardiaco).

Es increíble que algo tan sencillo tenga un impacto tan grande.

Si queréis ver el vídeo lo podéis ver aquí, donde el Dr. Puig lo cuenta todo de forma magistral.

Si os encontráis en alguna situación, donde el miedo os atrape, espero que pongáis en práctica estos consejos, para gestionar la emoción de la mejor manera posible y sobretodo para no entrar en pánico.

Os deseo una feliz semana, donde consigáis ver cumplidos todos vuestros objetivos.

Un abrazo 😘

Nosotros somos monedas de oro

nosotros somos monedas de oro

El Dr. y para mí maestro Mario Alonso Puig, cuenta una leyenda muy interesante, que habla sobre la autoestima y que os narro a continuación, según mi interpretación.

Tengamos en cuenta algo fundamental, siguiendo sus palabras: “que una cosa es los demás nos valoren, nos quieran y otra cosa es que nosotros busquemos el valor en lo que los otros nos valoran Dr. Puig.

Esta es la historia de un chico, que no se valoraba nada y permitía, por tanto, que los demás tampoco lo hicieran.

Llegó un momento que tuvo que pedir ayuda, para que alguien le guiara a encontrar un poco de valor en su vida.

Con las personas que se iba encontrando por el camino, comentaba como se sentía y le respondían: que no era mal chico, aunque no era ni muy inteligente, ni muy creativo, pero que no se preocupara porque, de todo tiene que haber en la vida.

Solamente una persona le dijo, -pues mira la verdad es que yo no sé resolver tu problema, pero conozco a alguien que si puede. Es un anciano sabio, que vive en una montaña, a la que tienes que acceder después de varios días a caballo, si estás dispuesto a probar.

El chico por supuesto, estaba dispuesto, porque estaba desesperado y no sabía cómo salir de esa situación.

Consiguió un caballo, cabalgó varios días y cuando encontró al anciano, le preguntó si era el sabio de la montaña y le contó lo que le ocurría: que no se valoraba a sí mismo y que a lo mejor, era porque no valía nada y esperaba que él le resolviera sus dudas.

El anciano le contesto que no se consideraba sabio, pero que como tenía mucha experiencia, por su larga vida, intentaría ayudarle, pero que necesitaba mucho tiempo para ello y ahora mismo no podía..primero necesitaba resolver un problema suyo personal.

El chico se interesó por lo que al anciano le preocupaba, porque estaba ansioso por resolver sus dudas y le ofreció su ayuda para solucionar su inquietud.

El anciano acogió de buen grado su apoyo y le contó que necesitaba vender un anillo, por dos monedas de oro.

Al chico le pareció un anillo muy raro y un precio costoso, aunque posible y se dirigió a un mercado que había en el pueblo justo la mañana siguiente, para intentar venderlo por lo que pedía el anciano y así solucionarle el problema y lograr que le ayudase a resolver el suyo.

Se paso todo el día lidiando con curiosos, que se interesaban por el anillo pero que al saber el precio, le llamaban loco y volvió muy tarde, triste por no haber podido conseguir el objetivo y le contó todo lo sucedido al Sabio.

El le dijo que ahora se daba cuenta de su error, a lo mejor el anillo no valía eso y estaba pidiendo demasiado. Necesitaba que un experto lo tasara y conocía al perfecto. Pero el inconveniente era, que estaba a dos días a caballo… a lo que el chico no le puso ningún inconveniente.

Estaba deseando solucionarle el problema para que estuviera libre para ayudarle a él. Incluso le propuso al maestro, que si el tasador le compraba el anillo, se lo podría vender por dos monedas de oro.

El sabio se negó en rotundo, diciendo que el anillo no se vendía y que solo quería saber su valor real a ojos de un experto en la materia.

El chico se quedó un poco confuso al decirle el anciano que no quería vender el anillo, pero lo obedeció a ciegas.

Al encontrarse con el experto, le preguntó si era quien buscaba y él le confirmó, que efectivamente era el mejor experto en anillos del mundo.

El chico le dijo directamente que tenía urgencia por vender un anillo y se lo mostró. El experto al verlo, le dijo que si quería , le daba cincuenta monedas de oro en ese mismo instante, por las prisas y que si le daba una semana podía conseguirle cien.

El joven se quedó helado al descubrir el alto valor del anillo y volvió a contárselo al anciano muy sorprendido.

Al contarle la hazaña al maestro y preguntarle cómo podía ser esto, él le contesto sencillamente: porque en esta vida, hay que preguntar a los que saben.

Es una pena que en la sociedad no haya muchos expertos en valores humanos y como dice el Dr Puig:

“Como nadie o casi nadie sabe de seres humanos, te tasan como tasan en el mercado”

Podéis escucharla como la transmite magistralmente el Dr. Puig. Aquí en este vídeo en el minuto 19, si queréis 😊

Y recordar siempre: que nadie os diga que no valéis, porque los seres humanos valemos oro.

¡Feliz fin de semana!!❤️😘

Acerca de

Soy ante todo madre y a parte de esa vocación, tengo otra, la de escribir.

Siempre se me ha dado especialmente bien, animar a la gente porque me considero muy sensible y cariñosa y no me cuesta decir cosas bonitas, cuando me salen de dentro.

Empatizo mucho con lo que me cuentan y me gusta aplicar lo que dicen algunos maestros: cuando una persona se acerca a ti, que se vaya un poco mejor que antes de haberte visto.

Sonrío con facilidad y me gusta comunicar, expresar y que me cuenten, porque considero que al conocer a las personas, siempre descubres gente maravillosa, cosas sorprendentes e historias de vida muy interesantes.

La vocación de escribir la he tenido desde que tengo uso de razón y a fuerza de escuchar, investigar y leer muchos libros de autoayuda, que a mí me han ayudado mucho y salvado repetidas veces de convertir un estado de tristeza, en una depresión, he aprendido cosas muy interesantes, que me gusta compartir para ayudar a todas aquellas personas que lo necesiten.

Todo lo que te ocurre bueno o regular marca tu forma de ser y como te enfrentas a la vida y el hecho de que desde los 20 años sufra unas migrañas espantosas, ha generado en mí un espíritu de superación y fortaleza mental, que me ayudan a levantarme una y otra vez después de haber caído.

Me ha generado ser una persona paciente, tranquila y a gestionar, casi siempre, las emociones correctamente, gracias a lo que vamos comentando: por medio del taichi, el mindfulness y saber que cuando me salgo del buen camino y me enfado por las cosas cotidianas, como todo el mundo, afloran las migrañas y me paralizan la vida, por eso es algo que debemos evitar, pero que como sabéis, a veces es complicado…

Soy diplomada en relaciones laborales y en el tercer año de carrera, empecé a trabajar como azafata en el Auditorio de Zaragoza, donde viví experiencias muy interesantes y lo recuerdo con mucha alegría y estuve allí mientras terminaba un máster de gestión contable, laboral y fiscal.

Al finalizar mis estudios tuve la oportunidad de entrar a trabajar en una agencia de marketing on line, que en sus inicios era publicidad escrita y allí he estado los últimos 17 años, he vivido experiencias increíbles, viajes, premios, reconocimientos, y lo más importante conocer a personas maravillosas. Fue una experiencia muy enriquecedora que me permitió adaptarme a todos los cambios digitales y humanos que he vivido estos años y que finalizó hace varios meses por la dificultad de conciliar la vida laboral y familiar que existe actualmente.

La cuestión es que esto ha sido una experiencia de aprendizaje, que una vez pasado el duelo, de sentirte como un número, después de casi 20 años, me hizo despertar, en el hecho de no ponerme límites en mis sueños e iniciar este proyecto tan ilusionante, de mi blog, en el camino de mi vocación de escribir.

Con este blog quiero conseguir dejaros un poso positivo y sorprenderos con pinceladas útiles, para facilitarnos la vida, porque en conclusión, todo esto nos lleva a ser más felices.