Cómo aprender a valorarnos

Es tan importante valorarse a uno mismo, como valorar a los demás para tener una vida serena, tranquila y feliz.

La verdadera generosidad se activa cuando disfrutas con los logros de los demás, los celebras y eres capaz de reconocer en los otros tus carencias, sin angustia, sin envidia, simplemente con el ojo del alumno que mira con admiración lo que le enseña su profesor y lo aplica y práctica hasta que consigue aprenderlo.

Para valorarnos a nosotros mismos entra en el juego el concepto de autoestima, que debemos trabajar y que es muy importante para nuestra salud emocional y física.

Os recuerdo aquí el post sobre autoestima para que lo podáis leer, si queréis.

La vida no es una competición con las personas que nos rodean, es una cooperación.

Cuando nos damos cuenta de esto y ponemos el foco en desarrollar nuestras capacidades y aprender para mejorar en lo que no somos tan buenos, el éxito está asegurado.

Podemos ver los éxitos de los demás, desde dos perspectivas con un efecto muy diferente:

1. Desde la admiración y el estudio para descubrir, que es lo que ha hecho para conseguirlo, para caminar en esa dirección nosotros también.

2. Desde la crítica y la envidia viendo solo los defectos y considerando que esa persona ha tenido suerte. “Y al saber le llaman suerte “ como dice la sabiduría popular.

Como dijo Alejandro Magno: -Recuerda que de la conducta de cada uno depende el destino de todos.

Y Abraham Lincoln: Una casa dividida en contra de sí misma no puede sostenerse.

Y es muy gráfico este proverbio Etíope sobre la importancia de la cooperación:Cuando las arañas se unen, pueden amarrar incluso a un león.

Y como dijo: Martin Luther King: -La unidad nunca ha significado uniformidad.

No se trata de ser tod@s iguales, ni pensar en todo lo mismo, pero si caminar y construir en la misma dirección.

Comenzar uniéndose es un comienzo. Mantenerse juntos es un progreso. Trabajar en equipo es el éxito. –Henry Ford

-Desafortunadamente la naturaleza parece inconsciente de nuestra necesidad intelectual de conveniencia y unidad, y muy frecuentemente se deleita con la complicación y la diversidad. –Santiago Ramón y Cajal.

Esta unidad y sentimiento de cooperación lo tenemos que empezar a desarrollar en nuestra propia vida:

Lo primero con nosotros mismos:

Cuando no existe enemigo dentro, los enemigos externos no pueden lastimarte. –Winston S. Churchill.

Y aquí vuelvo a mencionar la importancia de la autoestima y de que nosotros mismos tenemos que trabajar a nuestro favor y no en nuestra contra.

Y lo Segundo en nuestra propia casa, con nuestras familia, porque es una pequeña sociedad donde tenemos que desarrollar la empatía, la asertividad, la amabilidad, la generosidad y esos mismos valores son los que sacaremos fuera de nuestro hogar para relacionarnos con todas las demás personas.

Espero que os haya gustado mi reflexión, os doy las GRACIAS por leerla, por seguirme GRACIAS, por vuestros comentarios y por vuestros me gusta MUCHAS, MUCHAS GRACIAS.

Feliz miércoles, un abrazo ❤️🌸

Como pedir las cosas: por favor.

Os decía la semana pasada que hay tres palabras que brillan como el sol y que abren todas las puertas: saber pedir perdón, saber decir por favor y dar las gracias.

Voy a continuar esta semana con el punto de saber pedir las cosas por favor

Cuando pedimos algo a alguien, sobretodo desconocido vemos normal, pedirlo por favor para mostrarnos educados.

¿Por qué cuando estamos en familia perdemos esta bonita costumbre?

Si queremos parecer educados no es suficiente porque debemos serlo y no sólo parecerlo y si lo hacemos así indudablemente lo seremos con cualquier persona con la que nos relacionamos.

Nuestra pareja, nuestros hijos, padres y demás familia se merecen en primer lugar que nuestra educación brille, porque por ejemplo son nuestros hijos los que van a aprender lo que ven más que todas las explicaciones que podamos darles.

Es importante pensar lo que dices y decir lo que piensas desde el punto de vista de: que lo que dices con la boca, sea lo mismo que piensas y sientes en tu corazón, que haya congruencia.

En este caso si pides por favor pero con cara de exigencia, es como si el educado

” por favor” anulara su sentido y el déspota exigente impusiera su orden que tú como súbdito debes cumplir sin rechistar.

Hay que partir de la base de que cuando pides algo puede ser que si o que no sea concedido tu deseo y que tienes muchas más posibilidades si lo pides de forma educada, asertiva, empática y amable.

Aquí es muy importante también el lenguaje no verbal, se nota la falsedad en las intenciones cuando tu cara seria y tus gestos van en dirección contraria a tus palabras y dejan transparentes a tus intenciones.

Si nos acostumbramos a pedir las cosas por favor, en cualquier sitio donde estemos, con amabilidad y de forma trasparente y serena, conseguiremos sembrar la semilla en la que germinarán los valores perdidos y que en la actualidad tanta falta hacen que se recuperen.

Os deseo una feliz semana y fuerza para combatir el calorcito veraniego ☀️ y siempre que podáis a disfrutarlo⛱

No hay felicidad sin el otro

¡Hola a tod@s!!!

Lo primero, quiero daros las gracias por leer lo que escribo, seguirme y valorar el esfuerzo y el cariño con el que os preparo todos mis post, siempre con la intención de que os ayuden, os alegren, os hagan reflexionar y mejorar pequeños detalles que son clave para que consigamos cumplir muchos objetivos y mejorar nuestra salud.

Os lanzo el Domingo, que siempre se tiene mas tiempo y mas ganas de leer.. mi post semanal que espero que os anime para afrontar la semana con mas ilusión.

¡Vamos con el último reto!!!“No hay felicidad sin el otro”  de los 7 secretos para ser feliz y tener éxito en la vida de la mano del Dr. Puig, número uno en Salud Emocional en España, desde el programa del hormiguero.

La verdad es que el Dr. Puig, es fuente de inspiración y seguro que lo menciono en otras ocasiones, porque es como un libro abierto interminable que te relaja la mente cuando le escuchas o lo lees.

Pues bien, el Dr. Puig en este caso nos dice que no hay felicidad sin el otro como os indico en el título.

Cuando a ti te importan verdaderamente las otras personas, empiezas a cambiar biologicamente.

Cuando tienes un gesto de amabilidad, verdadero, con otro ser humano empiezan a elevarse los niveles de una hormona llamada oxitocina.

La oxitocina: lo primero que hace es bajar los niveles de ansiedad, cualquier tipo de tensión. También es uno de los mejores protectores del corazón, hace que trabaje de forma correcta, no en exceso, porque muchas veces la tensión del día a día, aunque no nos demos cuenta, hace que ese corazón esté trabajando mas de lo debido. Además baja los niveles de colesterol, cuando tu haces algo por otra persona porque quieres, sencillamente, ayudarla en algo, sin pensar en recompensas por ello.

Deberes para esta semana

  1. Por la mañana cuando te levantes, planteate que una de tus prioridades sea aliviar un poco la carga de una persona, a lo mejor regalarle una sonrisa, ver en que la puedes ayudar, tener un gesto autentico de amabilidad, reconocer algo valioso que esta haciendo.

Un dato curioso, cuando se han realizado estudios sobre la elevación de la oxitocina, no solo se ha visto que se eleva en la persona que vive ese gesto de afecto y en la persona que lo hace, si no también en la persona que observa.

Esto ocurre porque el que observa se ve inspirado por esa grandeza, que en el fondo no es otra cosa que hacer algo por otra persona, es decir, que para ti otras personas también puedan ser importantes.

Es mucho mas fácil salvar obstáculos con ayuda, que estando solo, no creéis?

Espero que os haya gustado el post, podéis ver el vídeo del hormiguero donde el Dr. Mario Alonso Puig explica magistralmente, todo lo que os he comentado aquí porque no tiene desperdicio.

¡Os deseo una feliz semana!!!