Persigue tus sueños

Si las tortugas de tierra, animal lento por naturaleza pensarán que no pueden recorrer su camino, ni se moverían para buscar alimento y morirían de hambre.

Estando viendo la televisión salió una secuencia donde aparecía una liebre y una tortuga haciendo una carrera, pensaréis ¡gano la liebre!, ¡pues no!!, al igual que en el cuento de la tortuga y la liebre fue la tortuga la que ganó la carrera. Os recuerdo la fábula según mi interpretación por si no la recordáis:

La tortuga y la liebre:

En un bosque donde convivían muchas especies distintas de animales, vivía una liebre que se consideraba la más veloz de todas ellas. También vivía una tortuga que tenía asumido que era lenta y tranquila por naturaleza. Otros animales, de vez en cuando, se burlaban de ella, por su lentitud, entre ellos la liebre, aunque a ella eso no le quitaba el sueño.

Un día, se harto de tanta burla y sabiendo la condición perezosa de la liebre, le retó a una carrera.

Los demás animales se echaban las manos a la cabeza, la liebre se reía a carcajadas..pero la tortuga insistió y concretaron día y hora.

Cuando comenzó la carrera la liebre empezó a correr tan deprisa que parecía que volaba y pronto la tortuga, la perdió de vista, pero ella comenzó a su ritmo, sin prisa pero sin pausa.

Al ver la liebre lo despacio que iba, decidió parar y descansar un rato, ya que el sprint le había dejado agotada y tanto se relajó y se confió que se quedó dormida un buen rato.

Cuando despertó, la tortuga ya estaba llegando a la meta y aunque la liebre intentó alcanzarla, no pudo y la tortuga ganó.

🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸

El esfuerzo y perseverancia de la tortuga venció al orgullo y exceso de confianza de la liebre. No existe enemigo pequeño y desde luego el talento unido a una alta dosis de esfuerzo te llevan a la meta del éxito.

Feliz Domingo a tod@s y muy buen inicio de semana!! Vamos a conseguir que todo lo que hagamos nos haga felices porque usemos para ello nuestra mejor versión, y no dejemos de luchar por conseguir nuestros sueños 😘🌸

Si os gusta, compartirlo con vuestr@s amigos para que pueda ayudar a reflexionar a mucha más gente, gracias por leerme y por vuestros me gusta, espero vuestros comentarios ❤️😘 un abrazo

El deseo concedido

Apareció de repente en la habitación, un hada preciosa.

Llevaba un vestido blanco de seda vaporosa que hacía juego con sus alas inmaculadas.

Su rostro angelical y su mirada dulce transmitían sólo paz y serenidad, pese a lo fantástico del evento.

No generó miedo, sólo sorpresa y la joven se quedó mirándola, sin mediar palabra.

-No tengas miedo pequeña, soy tu hada madrina. Y he venido a concederte un deseo.

La joven le respondió rápidamente.

-Hada Madrina, me gustaría un deseo si es posible.

-Si, dime. Le contestó el Hada.

-Me gustaría tener a mi lado a alguien que me quiera más que a nadie en el mundo, para quien yo sea su prioridad en la vida y me ayude siempre que le necesite de forma incondicional. Alguien que se alegre con mis triunfos y le duelan mis fracasos. Alguien que me ame de verdad.

Concluyó la joven.

El hada con un toque de varita hizo aparecer a ese ser excepcional.

Y la joven dijo, mientras le abrazaba:

-¡Hola mamá!

🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸

Hoy es el cumpleaños de mi madre y he pensado en regalarle un trocito de mi corazón, con el que escribo estas letras para agradecerle que para mi es la mejor madre del mundo. Muchas gracias mamá y muchas felicidades y que cumplas muchos muchos más y podamos verlo siempre a tu lado siendo y haciéndote muy feliz.

Quiero compartirlo con vosotros espero que os guste.

Un abrazo enorme.

¡Feliz día!

❤️

La vida es un sueño real

Érase una vez un niño que soñaba…

Soñaba con las nubes y se imaginaba formas: veía un dragón enorme que sacaba humo por la nariz y abrasador fuego por la boca.

Soñaba que estaba en la playa y la arena era un enorme campo de juegos, donde podía hacer castillos, túneles, puentes, tartas, croquetas, animales diversos…

Soñaba que sus padres lo protegían y el amor que veía en sus ojos le hacía pensar que era muy afortunado…

Soñaba que su trabajo era jugar…

Soñaba que quería hacerse mayor para hacer todas las cosas que no podía hacer de niño..

Soñaba y su sueño se cumplió

Ese niño eres tú, esa niña soy yo.

🌸🌸🌸

Regala tiempo a tus hijos, nietos, sobrinos..porque la infancia es un tesoro que hay que aprovechar al máximo porque pasará y participarás en que lo que quede en su recuerdo sean sueños cumplidos maravillosos.

Feliz día para tod@s!!

Si os gusta hacérmelo saber, con vuestros me gusta ⭐️ y vuestros comentarios, me encantará saber que os gusta lo que escribo, porque lo escribo para vosotr@s y directamente desde el corazón ❣ Muchas gracias a tod@s por seguirme, os envío un abrazo 🌸

Cuento: El sol y la luna: feliz verano

¡Hola a tod@s!! ¡Espero que estéis pasando un verano fenomenal!! He escrito un cuento que quiero contaros a ver si os gusta, ¡ya me diréis en vuestros comentarios que os parece !!! Muchas gracias por adelantado 😘

El sol y la luna

El sol se reunió con la luna, en el solsticio de verano, para negociar cómo organizarse para hacer felices a las personas de la tierra.

El sol en su afán por aportar ideas, estaba muy emocionado y calentaba más que nunca, subió la temperatura a 43 grados.

Le dijo a la Luna, ¡que contradicción!-mantendré suave la temperatura, para que Todas las personas puedan disfrutar de un verano agradable. De esa forma podrán hacer deporte, actividades junt@s, saltar, reír, bailar, sin agobiarse ni fatigarse.

La luna aplaudiendo su idea aportó otra:

Yo brillaré más que nunca y pediré ayuda a mis estrellas amigas, para iluminar la noche, como suaves luciérnagas. De ese modo, la gente se animará a salir, conversar, bailar, disfrutar también de la noche y serán doblemente felices.

¡Que bien! Dijeron el sol y la luna, vamos a empezar ahora mismo y mañana comentamos los resultados.

Al día siguiente quedaron a la misma hora, en el ocaso y conversaron.

Los dos estaban tristes:

El sol: porque pese a mantener las temperaturas suaves, vio que la gente se quejaba de que las temperaturas eran muy suaves y que no parecía verano, otros seguían quejándose de que hacía mucho calor y no valoraban el esfuerzo que estaba haciendo…

La luna a su vez, también triste dijo que veía como las personas en vez de disfrutar los buenos momentos iluminados con su luz, discutían por cualquier cosa y no disfrutaban nada…

Llegaron a una conclusión: hagamos lo que hagamos los seres humanos, no están contentos con nada, no lo van a valorar y se van a quejar igualmente, así que mantengamos el verano como siempre ya que quien disfruta en el verano, también lo hace en el invierno, en la primavera o en el otoño porque se adapta a la situación sacándole el mejor partido, animándose a vivir feliz.

¡Espero que sigáis disfrutando al máximo del verano!! Un fuerte abrazo 😃😘

Cuentos para reflexionar: Personas tóxicas

Como los cuentos son la forma más eficaz y fácil de transmitir valores e información. He escrito un cuento sobre el efecto que producen las personas tóxicas. Espero que os guste:

La princesa envidiosa

Había una joven y hermosa princesa en un lujoso palacio de un país muy lejano.

Era una niña que ya iba creciendo y se estaba convirtiendo en una mujer.

Su padre, el rey, era mayor y necesitaba que su única hija ocupara su puesto.

Para ello, como una jovencita responsable, quiso hacer un curso de protocolo para princesas, porque aunque era muy aplicada en sus estudios y hablaba cinco idiomas, sabía lo importante que era y lo que significaba ser una reina.

Era una joven humilde, que siempre había empatizado con las necesidades de los habitantes de su reino, que estaban muy contentos al pensar en ella como futura reina.

Acababa de amanecer y la princesa ya estaba lista para su clase de protocolo, estaba muy emocionada, conocería a las princesas de los reinos cercanos y aprendería todos los detalles sobre cómo debe comportarse una verdadera reina.

Llegó un chofer impecablemente vestido de blanco inmaculado, al frente de un majestuoso carruaje, que brillaba como el oro, tirado por cuatro caballos blancos con largas y sedosas crines que se movían traviesas por el viento.

Ella era una princesa acostumbrada a la vida en palacio, llena de abundancia, sin embargo miró con admiración el carruaje y subió encantada camino de un reino cercano donde impartían las clases.

Al llegar sus compañeras y profesores, le recibieron con sonrisas y reverencias.

Durante la clase, pudo aprender cómo actuar en cualquier evento real, como colocar los cubiertos, cuál es la posición más correcta del cuerpo tanto sentada como de pie…

Ella destacaba por su elegancia, en todos los talleres que hicieron para practicar lo aprendido y transmitía bondad e ilusión, aportando siempre su mejor versión.

Otra princesa de un reino muy cercano, desde el principio del curso, empezó a desacreditarla, en todo lo que hacía o decía.

Nuestra princesa se defendía con asertividad, pero se iba desmotivando según iba pasando la jornada. Al final del día, se sentía insegura y toda la fuerza, alegría e ilusión con las que se había levantado, habían desaparecido.

No entendía la actitud de su compañera, hacia ella, pero lo que estaba claro era que le hacía sentía mal.

La razón del comportamiento de esa joven era bien sencillo: nuestra princesa era una chica alta y esbelta, que se movía con elegancia natural y educación exquisitas. Adornando su bello rostro tenía unos preciosos ojos verdes, que transmitían bondad, y una brillante melena castaña caía por su espalda como una cascada.

Nada más verla, la otra princesa ardió en envidia e intento hacerle su experiencia imposible, al no poder dominar su rabia.

Al día siguiente fue peor, porque no le hablaron ninguna de sus compañeras, ya que la princesa envidiosa, se dedicó a sembrar el odio con falsos testimonios, en contra de ella.

Cuando solo llevaban un mes con el curso, la princesa del reino cercano tuvo que atender asuntos urgentes en su palacio, teniendo que abandonar las clases.

Esto generó que nuestra princesa se sintiera liberada y empezó a ilusionarse de nuevo.

Las compañeras empezaron a hablarle porque ya nadie inventaba malas acciones y nuestra princesa demostraba su bondad y generosidad a cada paso.

Finalmente, llegó el momento de la coronación y nuestra bella princesa invito a todas sus compañeras para que disfrutaran con ella un día tan importante.

La princesa envidiosa no fue, no porque no quisiera , sino porque por su egoísmo y mal trato hacia sus gentes, en su reino se generó una revuelta cuando los habitantes se enteraron de que ella iba a sustituir a su padre en el trono y tuvo que huir a un reino muy lejano donde vivía un primo de su padre para salvar su vida.

Me gustaría mucho que me expresarais vuestra opinión sincera porque está escrito desde corazón y quiero saber vuestra opinión.

Os recuerdo el post que escribí sobre las personas tóxicas aquí por si no lo habéis leído. Muchas gracias espero que os guste 😘

Muchas gracias por seguirme, en este proyecto tan apasionante para mi🌸

Muchas Gracias por vuestros comentarios ❤️ Muchas gracias por vuestros me gusta. ⭐️ Muchas gracias por estar ahí 🤗

¡Feliz día!! Un abrazo 😘

Cuentos para despertar: La Paz interior

Estaba escuchando a Maytte Sepúlveda, estupenda humanista y comunicadora, en uno de sus vídeos de YouTube, porque que me aporta mucha paz y serenidad y siempre me deja un poso positivo con todo lo que nos cuenta y contó una historia del libro: cuentos para despertar, que me pareció precioso por su gran moraleja y quiero compartirlo con vosotr@s.

No sé su título pero la temática es:

La verdadera paz interior

Había una vez un rey que ofreció un gran premio, al artista que pudiese plasmar la representación de La Paz perfecta, en una pintura.

Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio.

El rey, observó y admiró todas las pinturas, pero solo hubo dos que realmente le gustaron y tuvo que elegir entre ellas.

La primera era un largo muy tranquilo, un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban.

Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul, con tenues nubes blancas.

Todos quieren miraron esa pintura, pensaron que reflejaba La Paz perfecta.

La segunda pintura, también tenía montañas, pero éstas eran escabrosas, sobre ellas, había un cielo furioso, con rayos y truenos, la tormenta perfecta.

Montaña abajo, parecía retumbar un espumoso torrente de agua, este no se revelaba pacífico, para nada, pero cuando el rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada, un delicado arbusto creciendo

en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido, allí en medio del rugir de la violencia con la que caía el agua

estaba sentado plácidamente un pajarito dentro de su nido.

El pueblo se preguntaba qué cuadro elegiría el rey.

El sabio rey, eligió la segunda y explicó por qué.

Paz no significa estar en un lugar sin ruido, sin problemas, sin trabajo, sin dolor, Paz significa que a pesar de estar en medio de tantas cosas, jamás nada ni nadie, quite ni perturbe la tranquilidad de nuestro corazón, al saber que las cosas las estamos haciendo bien, con honestidad, verdad, compromiso y amor. Este es el verdadero significado de la palabra paz interior.

Podéis escuchar el vídeo de Maytte Sepúlveda aquí, leyendo esta historia y contando sus reflexiones, sino la conocéis os la recomiendo porque es maravillosa.

Os dejo ahora reflexionar sobre ello, porque muchas veces escuchamos o leemos una historia porque es el momento adecuado para nosotr@s para pensar en el tema concreto enfocado a nuestr@ vida o forma de ver la vida.

Muchas gracias por leer mispost, por seguirme para ver todo lo que escribo y por tus comentarios y me gusta gracias, gracias.

Feliz Viernes y feliz fin de semana, un abrazo ❤️

La emocionante vida de Thomas Alba Edison

Nos puede sonar el nombre de Thomas Alba Edison como el gran inventor que fue, pero quizá tod@s no conozcáis la fascinante historia de su vida.

¿Sabíais que llegó a patentar 1.093 inventos?

Increíble ¿verdad?, imaginad en la actualidad el impacto que tendría un inventor de este calibre…

He leído sobre ello y he escuchado su historia, varías veces, de mano de grandes maestros como: Mario Alonso Puig, Médico cirujano, especialista del aparato digestivo y experto en motivación y comunicación, Maytte Sepúlveda, humanista y comunicadora, y Pilar Jericó, escritora y divulgadora… y tengo muchas ganas de contárosla porque merece la pena conocer esta lección de superación constante, para motivarnos a tod@s.

Thomas Alba Edison:

Nació en Ohio en 1847.

Por razones políticas, tuvo que salir de su tierra y se trasladó con su familia a la fría tierra de Michigan, a sus siete años de edad.

Era el pequeño de siete hermanos, aunque tres de ellos murieron.

A sus ocho años le matricularon en el colegio público de la ciudad, donde vivían y después de solo doce semanas el maestro le dió una carta, dirigida a su madre, para que el pequeño Thomas se la entregara.

Ella al leerla, entre llantos, le dijo a su hijo, para tranquilizarle, viendo su cara de incertidumbre y preocupación, que no se preocupara que la carta decía que era un niño tan especial y tan inteligente, que no podían enseñarle nada más, en el colegio y que ella sería a partir de entonces su maestra.

A los once años, Thomas, leía vorazmente todo tipo de libros, con la pasión de quién quiere aprenderlo todo y a los doce ya inició sus primeros proyectos que fueron construyendo las bases de su trayectoria como inventor.

Empezó en ese momento, con doce años, a vender diarios en el tren matutino que hacía parada de seis horas, las cuales aprovechaba para leer, en el salón de lectura, todos los libros que encontraba, entusiasmándose mas por los de ciencia, poniendo en práctica alguno de los experimentos que había leído. En ese tiempo utilizaba un vagón vacío como laboratorio.

A sus quince años consiguió su primer trabajo como telegrafista, fruto del agradecimiento del padre, de un niño al que salvo de las vías del tren, que era telegrafista. Este hombre le enseño código morse y telegrafía.

Realizó numerosos experimentos que finalmente le llevaron a su primer invento real aunque no patentó, la versión inicial, “el repetidor automático”, que transmite señales de telégrafo entre estaciones sin personal, lo que permite que se pueda traducir de forma fácil y precisa el código cuando convenga.

Thomas tramitó su primera patente a sus veintiún años. Se trataba de un instrumento sencillo para el recuento mecánico de votos. Tenía dos botones, uno para el voto a favor y otro para el voto en contra. Se encontró algo que no esperaba, no fue bien recibido por el comité del congreso de washington,  ya que favorecía el fraude en las votaciones y es lo que querían evitar.

A los 24 años, su madre murió y al guardar sus cosas junto con sus hermanos, encontró aquella carta que le dieron en el colegio a los siete años y con nostalgia por la pérdida de su madre, la leyó.

Esa carta era muy diferente a como su madre se la había descrito y entre llantos, Thomas, se dió cuenta de la realidad.

En esa carta ponía que Thomas, era un niño enfermo mental, incapaz de aprender nada y que el colegio no se podía hacer cargo de su enseñanza y no le permitían volver.

Eso demuestra la grandeza de una madre, en este caso o de un padre en otros.

El colegio dio un diagnóstico pero su madre no lo admitió como veredicto y lucho por enseñarle, sacarlo adelante junto a sus hermanos y consiguió aflorar su creatividad, sus ganas de descubrir y todo el potencial que tenía dentro y que desde luego, en el colegio no supieron ver.

Gracias a ello se convirtió en una pieza fundamental para la humanidad porque muchos de sus inventos han sido clave para vivir la vida como la conocemos.

Sus cinco inventos más destacados fueron:

1. La lámpara incandescente

2. Quinetoscopio

3. Cámara de cine

4. Vehículo eléctrico

5. Fonógrafo

La vida de Thomas Alba Edison es una verdadera historia de superación, en la que su madre fue la pieza clave en el desarrollo de este genio, al no permitir que ojos equivocados desahuciaran a su hijo, en vez de motivarle para conseguir hacer brotar todo su potencial.

Thomas hizo honor a sus palabras con su ejemplo, cuando decía:

“la gente que dice que algo no se puede hacer no debería interferir en el camino de aquellos que lo están haciendo”

Espero que os haya gustado esta historia, como a mi, me encantará leer vuestros comentarios y os deseo que paséis un estupendo domingo. Feliz semana!! Un abrazo 🌸

El amor de una madre lo puede todo

He escrito este cuento, inspirada por el amor que siento hacia mi madre, que se merece todo lo bueno posible y quería regalarle algo especial.

Siempre le he escrito, el día de la madre, poesías, dedicatorias con foto, desde muy pequeña y ella me ha premiado con su agradecimiento, emoción, alegría y amor incondicional.

Este año, quiero compartirlo con vosotr@s y me gustaría que me dierais vuestr@ opinión sincera, porque es la primera vez que hago pública la dedicatoria de mi madre.

Si os gusta hacérmelo saber, ¡me hará mucha ilusión!

Feliz día de la madre para tod@s!!!

El amor de una madre lo puede todo

En un pueblo muy pequeño de asía, había una bruja, que era famosa por conseguir siempre lo que se proponía.

Vivía en lo alto de una montaña dentro de la cordillera del Himalaya.

Su poder fundamental era el miedo que le tenía todo el mundo.

No era bruja, en el sentido estricto de la palabra, es decir, siguiendo la definición de brujería de la real academia española: “Conjunto de prácticas mágicas o supersticiosas que ejercen los brujos y las brujas”, porque en lo único que era experta, era en el conocimiento de todo tipo de hierbas, que servían tanto para sanar, como para matar y ella igual curaba que envenenaba, sin que le temblara la mano, era mejor no tenerla de enemiga y la gente se alejaba de ella todo lo que podía.

Tenía 60 años y estaba muy bien de salud, vestía de negro y con un pañuelo en la cabeza, que le ocultaba parte de la cara, probablemente para que se no se notara que no había recibido el don de la belleza, con lo que parecía mucho más mayor.

Vivía sola, muy lejos del pueblo, porque todo el mundo la temía y se alejaba de ella, las leyendas decían que tenía 140 años, y que podía volar con su caballo, su fiel compañero, que eran el único que la apreciaba, por recibir de ella, comida y techo, porque gracias a él podía subir a su casa todos los días.

Todas esas historias eran mentira, realmente, pero lo que era verdad, es que era una mujer solitaria y siniestra, de la que era mejor, estar lejos.

En el pueblo, había un matrimonio que tenía tres hijos. Al más pequeño, cuando llegaba la primavera, se le pelaban mucho las manos y le generaba muchas molestias, picores e incomodidad para un niño de tres años que se manchaba constantemente, lo tocaba todo y si no tenía cuidado, se le producían infecciones muy dolorosas. 

Eran unos tiempos remotos es los que no existía internet y los libros solo los disfrutaban y custodiaban monjes que vivían en la parte más alta de la montaña, muy lejos de allí.

La madre del niño decidió ayudarle de la única manera que podía, siendo valiente y pidiendo ayuda a la bruja.

Esperó varios días hasta que pudo localizarla y por fin la vió.

Se acercó sin pensárselo dos veces y le contó lo que le ocurría a su pequeño y si sabía cómo solucionarlo y la anciana le dijo que si, que le prepararía unas hierbas para que se las aplicara, pero que para hacerlo tenía que subir a su casa.

La madre le dijo que subiría, aún sabiendo que nunca nadie había tenido la valentía de visitarla, pero ella estaba dispuesta a todo para sanar a su hijo. Al día siguiente, cogió un caballo y se presentó en su casa.

Le llevo un bizcocho recién hecho que ablando el corazón de la bruja y está, estuvo encantada de ayudarle.

La anciana, le dio un bote lleno de hierbas curativas que le debía aplicar todas las noches al niño, durante dos semanas.

La madre aplicó las hierbas todos los días a su hijo, como le indicó la bruja y después de dos semanas, estaba totalmente recuperado.

Preparo un rico bizcocho igual que el otro, que tanto le había gustado a la bruja y fue a llevárselo a su casa, para premiar la eficacia de su sabiduría. La bruja se lo agradeció tanto, que a partir de entonces la iba a visitar, de vez en cuando, para charlar un poco y preguntar si el niño seguía bien.

Todas las primaveras le preparaba las hierbas curativas, para evitar el problema y estaba muy contenta de recibir los bizcochos caseros de premio y la alegre conversación de esta familia, que trataba a la anciana como una amiga cercana.

El puro corazón de una madre y el amor incondicional a un hij@ hacen posible las hazañas más difíciles.