¿Cómo te llevas con la ansiedad?

Este post se lo dedico a Paloma que respondiendo a mi ofrecimiento por Instagram, de desarrollar el tema que más necesitéis, me ha pedido que hable de la ansiedad y espero que le sirva mucho porque con esa intención lo escribo (ya me dirás en comentarios, Paloma 😉) y espero que os guste a tod@s vosotr@s que leéis todos mis post y por ello os doy las gracias de todo corazón

Lo primero a tener en cuenta es saber algo:

¿Qué es la ansiedad?

Es la respuesta de nuestro cuerpo cuando se siente amenazado.

Ante una situación real de peligro, imaginemos que estamos en la selva frente a una leona, la ansiedad, que es un síntoma del estrés, es una buena herramienta para poder defendernos.

En esa situación: ¿qué nos ocurre?

1. Se activa el sistema nervioso simpático del cerebro.

2. Se acelera la respiración

3. Se acelera el corazón.

4. Nuestros músculos se ponen en tensión.

Es la consecuencia que nos prepara, ante esta alerta para:

1. Empezar a correr.

2. Defender, si un ser querido está en peligro ante la fiera.

3. Quedarnos bloqueados.

¿Cuál es el problema de la sociedad actual?

Que convertimos cualquier desafío del día a día, en una amenaza como la de encontrarnos a la leona.

La ansiedad es buena porque te informa y te alerta de que hay un peligro, para que puedas reaccionar ante él.

Se activa el estrés bueno: eustrés que nos permite estar más concentrados, más atentos y ser más ágiles, por ejemplo ante un examen, entrevista de trabajo…

Pero si en cada cosa que hacemos sufrimos ansiedad, estamos gestionando mal este mecanismo de defensa, generando un estrés malo que si se mantiene de forma continuada, nos va a perjudicar en nuestra salud.

Existen técnicas para manejar el estrés y la ansiedad de una forma adecuada basados en la respiración como es el mindfulness del que ya os hablé en otro post que os recuerdo aquí

Es muy importante y esta misma disciplina se basa en ello, no estar pensando en los problemas del pasado que ya no podemos solucionar o vivir con miedo al futuro porque nadie conoce lo que ocurrirá y enfocarnos en el momento presente, en el aquí y ahora de la actividad que estemos desempeñando, para poder ser más eficaces y vivir con serenidad.

Podemos añadir aquí que cuando la ansiedad es limitante y no sabemos gestionarla se produce un ataque de pánico.

Síntomas del ataque de pánico:

1. Palpitaciones (taquicardia)

2. Falta de aliento o sensación de sofocación.

3. Sensación de asfixia.

4. Dolor, molestia en el pecho.

5. Mareo e incluso desmayo.

6. Náuseas o molestias abdominales.

7. Temblores.

8. Sudoración o escalofríos

9. Miedo a perder el control

10. Miedo a morir.

11. Sensación de hormigueo, entumecimiento.

Esto requiere ayuda profesional como dice es su vídeo el psicólogo Rafael Santandreu, que os indico al final y que os recomiendo que veáis porque habla de forma muy interesante sobre los ataques de pánico.

Todo lo que escribo esta basado en lo que a mi me han enseñado grandes profesionales del campo de la psicología, psiquiatría, medicina del aparato digestivo, en sus vídeos y a través de sus libros que os recomiendo y que os voy a mencionar a continuación.

Voy a compartir un vídeo de cada uno que merece mucho la pena escuchar porque son todos maravillosos y creo que pueden ayudaros mucho:

Patricia Ramírez, psicóloga, que además de tener un sentido del humor excelente es genial por lo que sabe y lo bien que lo transmite y podéis ver aquí

Marián Rojas, psiquiatra e hija de psiquiatra, lo lleva en la sangre, habla en este vídeo cortito pero espectacular de la ansiedad de forma muy clara, os lo recomiendo aquí

Mario Alonso Puig, cirujano del aparato digestivo y en los últimos años conferenciante sobre motivación, estrés..porque tiene un don natural para ello por su manera de expresarse y el cariño y saber hacer que transmite a su audiencia y que podéis ver aquí

Rafael Santandreu, psicólogo que tanto aporta es sus vídeos y con todos sus libros, como los grandes profesionales anteriormente mencionados, nos explica en este vídeo cómo superar los ataques de pánico. Podéis verlo aquí os lo recomiendo.

Espero que os haya gustado el post y os ayude a gestionar mucho mejor las emociones.

¿Qué opináis sobre la ansiedad?

¿Sabéis gestionarla bien siempre?

Un abrazo, feliz fin de semana 😘

No permitas que el miedo te paralice

¡Hola a tod@s!

¡Espero que hayáis disfrutado mucho del fin de semana y hayáis empezado la semana con fuerzas renovadas!!

¡Vamos con el nuevo reto!!!, el cuarto dentro de los 7 secretos para ser feliz y tener éxito en la vida de la mano del Dr. Puig, número uno en Salud Emocional en España,
desde el programa del hormiguero.

Esta semana vamos hablar del miedo, que es, que no es y como gestionarlo.

El miedo no es nuestro enemigo, en un compañero porque nacemos y morimos con él.

En relación a esto, el Dr. Puig nos cuenta un hecho singular, que ocurrió hace varios siglos:

Felipe II mandó la armada invencible, contra la reina Isabel, que estaba defendiendo a los protestantes. Una mujer embarazada, en Inglaterra, horrorizada por lo que comentaban de esta armada, dio a luz prematuramente, al que sería después un filósofo muy famoso: Thomas Hobbes autor de los libros: Leviatán, El ciudadano…Y él dijo: -mi madre parió gemelos, al miedo y a mi.

Si no existieran unas gotitas de miedo, en la pócima mágica que somos, seríamos unos insensatos, no reflexionaríamos, no habría una mínima cautela.

La cuestión es la dosis, si es excesiva, no hablamos de miedo, sino de pánico.

El pánico es el que nos bloquea, nos convierte en personas violentas o el que nos hace huir.

Tenemos claro entonces, que el miedo nos ayuda a ser conscientes de los peligros que se nos presentan, para poder reaccionar ante ellos, de la forma más adecuada.

Y que si entramos en pánico nos paralizamos y esto tiene consecuencias fisiológicas y bioquímicas en nuestro cuerpo.

Esto se produce, por lo que nos decimos a nosotros mismos, sobre la situación en cuestión.

Y tenemos que tener claro que nuestro oponente no es el miedo, es el pánico.

Para evitarlo ¿ qué podemos hacer? Tenemos que dominar nuestra fisiología y lo podemos hacer de tres maneras diferentes:

1. Toma el control de la respiración, inspirando profundamente, pensando en el color azul, manteniendo un momento y soltando el aire muy despacio, diciendo mentalmente el número 1.

Esto controlará la respiración agitada que se produce cuando entramos en pánico.

2. Hay que cambiar la postura: ponte erguido con los hombros hacia atrás, mirada al frente, barbilla elevada y sonrisa.

3. Da el paso más pequeño que nos atrevamos a dar.

Este paso, aunque sea pequeño, el cerebro lo interpreta como: ¡yo puedo! ¡Porque solo si tú sientes que puedes, podrás lograrlo!

Hay un dato importante a tener en cuenta: aquí: los colores nos afectan emocionalmente.

El hemisferio derecho del cerebro está muy influenciando por los colores.

Científicos orientales descubrieron, hace muchos años, que imaginarte cuando respiras que el aire es de color azul da sensación de sosiego. Y cuando soltamos el aire, es bueno pensar en el número 1, como concepto abstracto, ya que tienen mucho más poder para parar esa vocecita interior que nos limita y nos pone la cabeza como una jaula de grillos.

Cuando utilizamos un concepto abstracto, es decir, que no existe como tal, en la naturaleza, es mucho más fácil conseguirlo.

Esto es tan importante que se aplica en medicina, en algunos lugares, a personas que van a ser sometidas a cirugía cardiaca y se notan los efectos, hasta cuando están inconscientes, anestesiad@s y entubad@s, que su propio sistema vegetativo (el que está controlando las cosas) se comporta mejor: es más fácil controlar la tensión, el sistema inmunológico es mucho más activo y cuando está en la unidad de cuidados intensivos, se reducen las arritmias (las alteraciones peligrosas del ritmo cardiaco).

Es increíble que algo tan sencillo tenga un impacto tan grande.

Si queréis ver el vídeo lo podéis ver aquí, donde el Dr. Puig lo cuenta todo de forma magistral.

Si os encontráis en alguna situación, donde el miedo os atrape, espero que pongáis en práctica estos consejos, para gestionar la emoción de la mejor manera posible y sobretodo para no entrar en pánico.

Os deseo una feliz semana, donde consigáis ver cumplidos todos vuestros objetivos.

Un abrazo 😘