Nadie le dijo que no podía hacerlo

Hace unos días ví por casualidad, un vídeo en Facebook del programa Got Talent España, donde participó un niño de dos años, que tocaba con maestría el tambor.

Era ya muy tarde pero lo tuve que ver hasta el final, porque no podía despegarme de la pantalla con un sentimiento que compartía admiración y ternura.

El vídeo se ha hecho viral y ya lo conoceréis la mayoría, pero por si queda alguien que no lo ha visto lo compartiré hoy en Facebook, porque es impresionante.

Este evento tan emocionante me recordó un cuento popular que he oído varias veces y que Eloy Moreno ha adaptado y que se engloba dentro del libro Cuentos para entender el mundo.

El niño que pudo hacerlo:

*fuente de la fotografía, Pinterest

Esto me hace reflexionar: -si cuando nacemos somos como una pagina en blanco, que pena que la llenen de límites, las personas que el bebe tiene a su alrededor, en su afán por protegerle.

Creo que aquí tenemos varios puntos claves:

1. Hay que regalar tiempo de calidad a los niñ@s para descubrir sus talentos.

No vale solo estar presente físicamente, hay que estarlo con todos los sentidos. Es la única manera de conseguir que esa pequeña criatura se sienta atendid@ y en ese estado de serenidad, nos transmita que es lo que le gusta o no y que es lo que mejor se le da y le hace más feliz.

En este punto viene muy relacionado lo que os compartí en Facebook ayer:

No podemos pretender que a un niñ@ al que le encanta escribir, forzosamente se le de bien jugar al fútbol o a otr@ que le encanta tocar el piano sea una eminencia tocando la bandurria.

Hay que descubrir, por parte de los padres primero y los profesores después, los talentos de los niñ@s y reforzarlos porque de esa forma también reforzaremos su autoestima.

Aquí entra el respeto, de comprender que no somos buenos para todo pero en algo somos buenísimos y eso hay que trabajarlo para sacarle el mayor partido y también nuestras debilidades para progresar en ellas, por supuesto.

2. Con ese refuerzo de autoestima descubrir desde edades tempranas los talentos (relacionado con el punto anterior)

Para que desde edades tempranas, l@s niñ@s sepan a que quieren dedicar sus vidas.

De este modo sólo habrá médicos, profesores, ingenieros, arquitectos, enfermer@s, abogad@s que aporten al mundo lo mejor de sí mism@s en su labor porque es totalmente vocacional.

3. Permitirnos equivocarnos y fomentar este hecho como un aprendizaje, si lo hacemos así es lo que vamos a transmitir a nuestr@s pequeñ@s y no tiraran la toalla a la menor dificultad.

Este niño que toca tan bien el tambor con dos años, nos da una bonita lección de vida de que: ¡claro que se puede solo tienes que intentarlo!

¿Os ha gustado el post? Me encantará leer vuestras opiniones, un abrazo.

Que suerte tienes de ir al colegio

Ya está pasando el verano y ha llegado septiembre.

Nueva etapa, nuevo camino. Un volver a empezar.

Para los niños nuevo curso, una nueva aventura de aprendizaje.

¿Qué emoción sentimos?

Ilusión, pena, alegría tristeza…

Son sentimientos encontrados porque acaba el periodo vacacional, normalmente sin horarios y preocupaciones. Y esa cuerda muy destensada ahora, debe tensarse con rutinas que a veces no nos gustan…

Me voy a centrar en el mundo de l@s niñ@s que son los protagonistas de este post, y voy a dejar la vuelta al trabajo de los adultos para otro momento pero con mucho que decir también 😃

¿Por qué hay niños a los que les entristece la vuelta al cole?

Hay algunos datos que deben saber y así puede que piensen muy diferente:

Se hace imprescindible pensar en los niños que no pueden disfrutar de este derecho fundamental. Según Naciones Unidas, más de 100 millones de niñ@s no pueden acudir a la escuela.

Impresionante ¿verdad?

Creo que con este dato hay que darle la vuelta al concepto de: -mama, no quiero ir al cole…

Ya que algunos niños privilegiados, los que hemos ido y los que van al colegio, lo hacen para adquirir los conocimientos necesarios para desenvolverse en el mundo de los adultos en el futuro.

Te enseñan además de contenidos esenciales para los cerebros llenos de capacidad y espacio de nuestr@s niñ@s a aprender, porque el aprendizaje constante es necesario tenerlo activo toda nuestra vida.

La inteligencia se va desarrollando, si nos esforzamos en aprender sin fecha de caducidad, porque como todo con la práctica vamos mejorando sin límites.

Para que reflexionemos sobre la suerte que tenemos y se lo transmitámos a nuestr@s hij@s, niet@s, sobrin@s…os cuento lo siguiente que he leído:

“El desarrollo del mundo moderno, la independencia de un gran número de países, la necesidad de emancipación real de las personas y de la participación cada vez más activa y productiva en la vida económica, social y política de los millones de analfabetos adultos que aún existen en el mundo, hace imprescindible cambiar las políticas de educación nacionales. Los sistemas educativos tienen que responder a las necesidades de formación tanto de las generaciones jóvenes que aún no han comenzado la vida laboral, como de las ya adultas que no se han beneficiado de los mínimos esenciales de una educación básica.”: (ONU)

La escolarización permite formar seres humanos con capacidad de reflexión y adquisición de valores.

Sin la escuela es muy difícil formar personas libres y capaces de participar en un futuro de solidaridad.

Mi conclusión personal es que el colegio nos proporciona la posibilidad de aprender los conocimientos necesarios para desenvolvernos por el mundo en libertad, porque te permite poder elegir.

🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸🌸

Espero que os guste el post, y que este mes de Septiembre lo hayáis empezado con muchas ganas y energías renovadas.

Gracias por vuestro apoyo, vuestro cariño, gracias por leerme, gracias. ❤️

Si os gusta, hacérmelo saber con vuestros me gusta y comentarios, que me encantan 😍 y compartirlo con vuestr@s amig@s para poder hacer reflexionar a más gente. Muchas Gracias 😊 un abrazo 🌸

*Fuente: datos de la ONU recopilados de la información del calendario de San Antonio de Padua.